Monday, June 06, 2016







El tren de las 7 AM

Ruge como si fuera 
un toro en ruedo, devorando el día,
no le importan los pies del pasajero.
Lo ven pasar las aves y los gatos,
el caladium que se alza por el tronco del roble.
Se alarga en las volutas de humo y raudo pasa,
en cada nube esquiva, persigue el infinito.
Lo oigo en los estigmas de todos los espejos.
Es el tren que esperaba mi padre
aquel que se detuvo en un helado Junio.

                Jeniffer Moore

Extraido de Diario Poético de Jeniffer Moore (Inédito)

4 comments:

Modesto Herrera said...


Me gustó, entre espejos lo leí, los tres últimos versos me noquearon conla nostalgia la niñéz, el recuerdo... Abrazos, gracias Poeta

Anonymous said...

Hermosa y delicada descripción de como la poeta nota a un tren en particular.

Pastor Aguiar said...

Un gran poema lleno de historia viva, de sentimientos en el lenguaje universal de la poesía. Gracias, querida poeta. Un gran abrazo.

Antonio José Vicuña said...

Precioso y sereno a la vez que profundamente nostálgico. Gracias por compartirlo, saludos desde Venezuela!!