Friday, November 04, 2005

Poema de madrugada, de PASTOR AGUIAR

Pensaba en la madrugada poner un poema. Son casi las cuatro AM. Pero he preferido teclear de primera mano esto, que no será verso, pero es homenaje al Ser que adoro.


Veo que me haces un café.
En tus manos la música del gesto
atrapa hilachas de sol.
Casi terca bates el azúcar,
desgranas tu vida en aparente simpleza.
Lo has realizado tantas veces;
como la ensalada preferida,
que con temor de que no me guste, aproximas
al acaso de estos tuétanos de leña.
Por años te observo en silencio
como rachas de brisa alegrando la casa,
sirviendo, sirviéndonos.
El ramo de la mesa marchitó,
otro Diciembre merodea...el milésimo.
Estos pedacitos de vida que me regalas
ahora se repiten como jardines de mi noche.
De repente escudriño cada minuto en común.
¡Me has crecido tanto el alma!
que llego a preguntarme qué puede haber más hermoso
que mirarte largamente,
adorándote, tratando de descubrir en mi ser
algo semejante, que te merezca.
Y sólo puedo echarme a llorar,
estremeciéndome de huracanes,
queriéndote con una grandeza que nunca imaginé,
con una paz irrevocable.
Y dando gracias de nuevo,
siempre dándote gracias, vida mía!.

Pastor J. Aguiar



Jeniffer Moore y Pastor Aguiar

3 comments:

David Saä Viccenzo said...

Tienes un blog muy honesto y hermoso, sin duda alguna. Me gustaría formar parte de tu vida, que sepas no me olvido y llevo 9 días buceando en este blog.

Un abrazo enorme

Pastor Aguiar said...

Gracias, cariño mío, por traer estos versos que te dediqué con tanta emoción, y las palabras son la punta del iceberg. Un beso grande.

Jeniffer Moore said...

Muchas gracias por pasar y compartir. Gracias David Saa Viccenzo por honrarme con tu lectura. Gracias querido Pastor por ese poema magistral y lleno de amor. Un abrazo muy grande!!!

Jeniffer Moore