Monday, March 14, 2011

Tópicos de invierno


Glorieta con glicinas 
I

No es el invierno, no
este frio de ser ausencia
 resbalando en las mejillas,
 tras una brújula falsa, que bien sabe:
No es lo mismo aquello que dejamos,
ni nosotros los mismos que nos fuimos.

II

Vi tu mano soleada de vendimias
aferrada a otra mano y a otras manos,
un racimo de dulce colorido
sobre el plato de Marzo,  que es tan breve.
Sin embargo, vi tu mano plantada en este surco
con su raíz en busca de mis aguas.
Y supe que el invierno, a veces, nos sorprende.

III

Porque una raíz es poca cosa, me dije.
Pero florezco en ella, esta mañana.
Dame ese pequeño terrón de soledades
para que plante en él
la sombra de un árbol y de un beso.


IV

Errantes,  nacidos para el viaje
para la brisa de Abril y las campanas.
Palomas de cornisa baja y sol de mediodía
sobre maíz imaginario,  en las aceras.

Y en ese andar de vagabundos,  vamos
incorporando muecas
semejantes  tal vez,  a una sonrisa.

V

¿Cómo fue que se alzó en la mañana
la  ráfaga del sur y las glicinas?
Después de haber andado tanto…
¿Cómo será abrir los ventanales
y encontrar  que amaneció de pronto?

Jeniffer Moore

11 comments:

Maria Laura said...

Me parece que la medula espinal de todo el conjunto de tu poesia es esta: 'No es lo mismo aquello que dejamos,
ni nosotros los mismos que nos fuimos'. A partir de ahi, la interpretacion de un trabajo por demas intimo, como un pensamiento en voz alta con uno mismo. Un transcurrir por las vias del propio recuerdo, sacando las conclusiones silenciosas de los pasos dados..de las soledades reunidas, las ausencias palpadas..y siempre, el camino que se ha elegido para continuar.
Abrazos Jeni, espero que llegue el comment! Me da gusto ver en mi escritorio cuando subes cosas tuyas.

Jeniffer Moore said...

María querida, gracias por esa palabra siempre sazonada con profunda sensibilidad e intuición. Las estaciones son estados internos, ciclos que nos van forjando en lo que somos y seremos.
Un fuerte abrazo, amiga y feliz de tu paso.

Liliana Marescalchi said...

reflexiones profundas... música aún en la soledad y un toque de nostalgia. Das alas a los ángeles que nos rodean y las estaciones florecen en el espíritu. Gracias Jeni!!! Un agrazo, te quiero mucho amiga.

Jeniffer Moore said...

Liliana, vos que ves el mundo con tus propios colores, podes entender las estaciones desde un lugar como pocos. Dentro de uno mismo se abren o se cierran las flores y nosotros tenemos esa capacidad de decidirlo. Aunque a veces, esperamos que vayan llegando y pasando, como un tren sin memoria.
Gracias por tu paso de arcoiris.
Un gran abrazo.

lauramargarita9 said...

Como transcurre cada segundo...a veces lento ...a veces mas agil....y el devenir de las estaciones ...va colmando nustras vidas....y en cualquier parte del mundo...hay seres...sintiendo y pensando ...como nosotros....es lo que mas me agrada...

Jeniffer Moore said...

Querida Laura, captas la esencia de cada palabra con una percepción muy fina. Gracias por tu paso y tu apreciación . Un fuerte abrazo.

Víctor Manuel Guzmán said...

La apetencia de ser amados es una imperfección de nuestra naturaleza, una falta original de la palabra. Tópicos de invierno es una poesía bien argumentada sobre nuestra imperfección, pero el romance del amor, en sus diferentes clases, admite que la natural apetencia de ser amados se convierte en una búsqueda y no en un encuentro.
Felicitaciones poeta, hay mucho talento narrativo.
Víctor Manuel Guzmán

Jeniffer Moore said...

Muchas gracias, Victor Manuel, por la perfección que ha traído con sus palabras. Ud. contribuye a completar esos espacios que se entregan al lector, para que paladee el gusto de una fruta recién cortada.

Un placer conocerlo y pasaré a visitar su poesía.
Un fuerte abrazo.

Tony said...

Querida Jeniffer: hermosa tu poesía. Como siempre. Siempre llegas a mí alma, como un pétalo alado que me envuelve en su giro, amoroso y eterno. Conociéndote, asumo las palabras como un jardín perfecto, tú sabes de que hablo. Gracias por tu aleteo de pájaro bravío. Gracias por la nostalgia llena de lejanía, que no obstante, se resume en la belleza inmensa del colibrí que anida en tu esperanza. Un abrazo. Tony.

Jeniffer Moore said...

Gracias, Antonio, qué alegría verte por aquí y muy agradecida por tu aliento generoso, Un fuerte abrazo.

Latino-Poemas said...

Hola, me gustaría invitarle a visitar el nuevo sitio de poesía www.latino-poemas.net

Ayúdanos a compartir sus poemas :)