Monday, April 11, 2011

Otoño



Esa hoja de Otoño es un fantasma
que arrastra cual cadenas tantos nombres.
Es el antiguo clamor que se repite,
un boulevard desnudo, agonizante
sintiéndose perdido ante nosotros:
 Tú, destello de ocre y oro entre mis hojas.
Yo, rama que muta sin remedio.

Jeniffer Moore

12 comments:

Poesía de Agustín Benelli said...

Precioso poema, Jeniffer. Te felicito.

Juan Carlos Vecchi said...

Bellísimo poema logrado, mi querida y dulcemente nostálgica amiga de rondas...

Te abrazo :)

Liliana Marescalchi said...

mi querida Jeni qué hermoso poema!! sos una excelente escritora, me enorgullece ser tu amiga. Un gran abrazo!!!

Maria said...

Hola amiga, que brevedad y que hondura.Es una poesia muy firme, que marca territorio y determina.Por suerte mutamos, aunque cada hoja que se nos cae se lleve nuestra propia antiguedad de sentimientos.
Abrazos primaverales, hoy con mucho sol :)

Jeniffer Moore said...

Queridos Juan y María, gracias por pasar! El Otoño invita a nuevas Rondas, Juan. Y nuestra Primavera, María, renueva la inspiración. Los quiero mucho. Abrazos.

pepon2 said...

Una gema. Logras recrear la estación no sólo a través de esa imagen, sino que la poeta se funde emocionalmente para convertirla en una obra de arte de enorme impacto. Un abrazo y un beso, mi poeta querida.

Ricardo Miñana said...

Es un placer pasar por tu casa,
disculpa la ausencia,
que tengas unas felices fiestas
de semana santa.
un abrazo.

Leonardo B. said...

[na mudança da estação, onde o todo da vida se recomeça, a cada folha que da terra se erguerá na copa da árvore, de novo, como o ciclo da vida da palavra]

um abraço,

Leonardo B.

Jeniffer Moore said...

Gracias Ricardo, felicidades para ti.

Jeniffer Moore said...

Gracias, Leonardo... qué placer tu paso por esta casa. Otro abrazo grande para ti.

Ricardo Miñana said...

Hola Jeniffer, pasaba por tu precioso blog para saludarte y desearte tengas
un feliz fin de semana.
un abrazo.

Liliana Marescalchi said...

rama que mutas sin remedio, entre los ocres de distintos otoños. Eso es crecer... como crece tu esencia en cada una de tus bellas poesías. Hermoso, como siempre. Un abrazo querida amiga